SESIÓN TUTORÍA 9: FAVORECIENDO LA NUTRICIÓN SALUDABLE EN EL ADULTO MAYOR



Para tercero, cuarto y quinto de secundaria

ÁREA DE TUTORÍA: Personal social
BUSCAMOS: Promover en los y las estudiantes el interés por la salud y nutrición de los adultos mayores.
ÁREAS CURRICULARES RELACIONADAS: Personal, Familia y Relaciones Humanas; Ciencia, Tecnología y Ambiente
MATERIALES: Tarjetas, cartilla - Autocuidado nutricional de los adultos mayores; papelotes, plumones.

Presentación: 5 minutos
Iniciamos la sesión preguntando a nuestros estudiantes si tienen entre sus familiares o conocidos alguna persona que sea adulto mayor, y si recuerdan algún plato o postre especial que esta persona prepara, o preparaba, o le gusta comer. Pedimos que también recuerden el afecto que les entregaban o aún les entregan. Motivamos a los y las estudiantes para que respondan y comenten libremente al respecto.
Luego, plantemos las siguientes preguntas:
¿Los adultos mayores podrán alimentarse igual que las personas más jóvenes? ¿En qué se diferencia su alimentación?
Planteamos profundizar más el conocimiento y reflexión sobre este punto.

Desarrollo: 20 minutos
A continuación, invitamos a los y las estudiantes a formar grupos de cinco, y a cada uno le entregamos la cartilla “Autocuidado nutricional de los adultos mayores”.
Luego de leerla, cada grupo escribirá en un papelote cinco recomendaciones para la alimentación saludable del adulto mayor.
En plenaria, cada grupo expondrá sus recomendaciones ante sus compañeros y compañeras.

Cierre: 20 minutos
Reforzamos ideas sobre el cuidado de la nutrición del adulto mayor, teniendo en cuenta los contenidos de la cartilla y lo reflexionado en la sesión.
Pedimos a nuestros estudiantes que, teniendo en cuenta todo lo positivo que estas personas les han dado o les dan en diversos momentos de su vida, piensen en aquello que necesitan para su alimentación y salud. Para ello, proponemos elaborar un listado de platos y alimentos que pueden ser adecuados para la sana nutrición de las personas mayores y que podrían difundir luego entre sus familias, amigos y vecinos.

Después de la hora de tutoría
En una siguiente sesión, pueden elaborar una historieta de cuatro cuadros, secuenciando las recomendaciones que elaboraron para ayudar a los adultos mayores a contar con una buena nutrición.
Pueden entrevistar a adultos mayores de ambos géneros, indagar en qué consiste su alimentación y entregarles una hoja con recomendaciones.
Se identificará algún momento durante la semana para compartir con compañeros y compañeras de otros grados y aulas las recomendaciones.

CARTILLA
AUTOCUIDADO NUTRICIONAL DE LOS ADULTOS MAYORES
La nutrición es igual de importante en los adultos mayores como lo es en otras etapas de la vida, más aún si la mayoría tiene alguna enfermedad además de los cambios propios del envejecimiento.
Dentro de los cambios normales están, principalmente, los del sistema gastrointestinal, hígado, vías biliares y páncreas, los cuales afectan la función motora, secretora y de absorción, interfiriendo la buena digestión de los alimentos,
y repercutiendo en el estado nutricional de los adultos mayores. Por ello, de acuerdo a Leiton y Ordoñez (2003), debemos tener en cuenta que a partir de los 60 años se puede dar:
Disminución de la saliva (boca seca), lo que ocasiona problemas en la masticación y deglución de los alimentos.
Atrofia de la mucosa oral y encías, dientes afilados, desgastados y quebradizos, o ausencia de ellos, lo que produce la disminución de la capacidad de masticar.
Disminución del tono de los esfínteres y musculatura del esófago, por lo que la digestión es lenta; es decir, se retarda la absorción de las sustancias alimenticias, ocasionando indigestión o sensación de plenitud.
En el intestino delgado el envejecimiento parece producir una reducción de la absorción de hierro, calcio, grasas, vitamina A, D, B6, B12, ácido fólico y otros.

Existe una atrofia de glándulas intestinales y disminución del peristaltismo, causa de estreñimiento, flatulencia y dolor abdominal.
Por los cambios en el metabolismo hepático, la indigestión puede seguir a una
comida de grasas.
La composición corporal cambia con la edad, produciéndose una disminución de la masa magra y masa mineral, junto con un aumento de la proporción de grasa en el organismo.
A continuación, se presentan algunos consejos importantes para lograr una alimentación saludable en los adultos mayores:
1. La nutrición es muy importante para la salud física y emocional. Por tanto, la alimentación debe ser equilibrada, variada y agradable.
2. La comida debe ser fácil de preparar y estimular el apetito; para ello será importante que tenga buena presentación.
3. Los alimentos que consuman deben ser fáciles de masticar y digerir.
4. Diariamente, la dieta deberá incluir frutas, verduras, leche o productos lácteos con poca grasa; carnes o legumbres; pan o cereales, como el arroz, los fideos o la avena.
5. La dieta deberá considerar pescado, pavo, pavita, alpaca, cuy o pollo. De preferencia hay que evitar las carnes rojas, debido a que tienen alto contenido
de colesterol.
De esta manera nuestros adultos mayores podrán gozar de una vida saludable, ya

que contarán con las proteínas, grasas esenciales, minerales, vitaminas, hidratos de carbono y agua necesarios.