SESIÓN TUTORÍA 11: MEJORANDO MI PLAN DE ESTUDIO



De primero a quinto de secundaria

ÁREA DE TUTORÍA: ACADÉMICA
BUSCAMOS: Que las y los estudiantes identifiquen y analicen sus hábitos y estrategias al momento de estudiar y elaboren un plan de estudio para favorecer sus aprendizajes.
ÁREA CURRICULAR RELACIONADA: Personal Social.
MATERIALES: Papelógrafo conteniendo La sorpresa de Milton, plumones, papelotes.

Presentación - sensibilización (10 minutos)
Invitamos a que un estudiante lea el siguiente texto:

La sorpresa de Milton
Milton es un jovencito que cursa el 3er año de secundaria. Él tiene una forma muy particular de estudiar, cuando se acerca un examen.
Por ejemplo, cuando se decide a hacerlo no tiene un lugar ni un horario fijo. A veces, estudia sentado en el sillón frente al TV, durante los comerciales; otras, estudia hasta altas horas de la noche tendido sobre la cama, repitiendo y repitiendo cada palabra del texto. A pesar que le recomendaron realizar anotaciones, esquemas, subrayados, etc. sobre el texto cuando estudia, no se anima a hacerlo porque le da flojera y además piensa que no le ayudará en nada.
Cuando está aburrido, prende su ipod y prepara un buen sanguchito para acompañar la sesión de repaso.
Su promedio de notas es uno de los más bajos del salón y constantemente se queja de ello. Dice que, a pesar de dedicar mucho tiempo al estudio, no acaba de entender ni aprender bien los temas.
Milton no quiere que en las próximas evaluaciones se repitan las notas desaprobatorias.
Concluida la lectura, solicitamos a nuestros estudiantes que opinen sobre lo escuchado, preguntándoles qué es lo que más les ha llamado la atención del modo de estudiar de Milton, y por qué.
Asimismo, se les pide que identifiquen aquellos hábitos que, al momento de estudiar, tienen en común con Milton.

Desarrollo (30 minutos)
Pedimos a los y las estudiantes que formen grupos y conversen sobre sus estrategias y hábitos de estudio; que hablen sobre aquello que les ayuda a aprender mejor y a obtener buenos resultados académicos, así como de aquello que les hace difícil aprender o les da malos resultados.
Luego, les proponemos que entre todos esbocen un plan para mejorar sus formas de estudiar, considerando los aspectos del siguiente esquema:

ESQUEMA DE PLAN DE ESTUDIO
a) Ambiente físico

b) Momento y Tiempo

c) Disposición o actitud personal

d) Estrategias o acciones concretas al estudiar (para los exámenes) y
al realizar tareas
Para un examen: Para hacer tareas:

Cierre (5 minutos)
Pegan su plan en un lugar visible dentro del aula.
Cada estudiante copia el plan en su cuaderno.

Después de la Hora de Tutoría
Cada estudiante elabora su plan de estudio personal teniendo en cuenta el esquema planteado en clase, adecuándolo a su contexto y completando con un horario.
Podemos informar a los otros profesores de las áreas curriculares sobre la actividad realizada. A su vez podemos coordinar con ellos para que a través de sus cursos comenten y refuercen en los estudiantes la necesidad de reflexionar acerca de las formas de estudiar que emplean cada uno de ellos.

Recomendaciones
Muchos de los problemas que nuestros estudiantes tienen para fijar nuevos conocimientos, luego de las clases, están relacionados con hábitos inadecuados de estudio. Por eso, aquí presentamos algunas pautas que pueden ser de utilidad al momento de orientar a los estudiantes al respecto.

a) Ambiente de estudio:
Es importante contar con un espacio y clima que brinden las mejores condiciones:
Lugar: preferentemente libre de interrupciones, y con el menor nivel de ruido posible. Esto favorecerá la concentración.
Implementos: al estudiar será importante tener a la mano un diccionario que permita consultar el significado de aquellos términos que no se conocen, algunos textos o enciclopedias sobre los temas que se tocan en el colegio, así como los cuadernos al día. Esto último resulta muy importante, pues es el insumo que les permitirá dirigir, organizar y aprovechar mejor las energías dispuestas para estudiar. Mobiliario: Una silla cómoda y una mesa amplia son suficientes.
Iluminación: de ser posible, natural, y desde la izquierda de quien estudia. No muy débil o potente que pueda forzar o cansar la vista.

Temperatura: es importante buscar un término medio, pues el exceso de calor o de frío puede resultar muy incómodo, adormecer y/o restar energía para poder estudiar con gusto.
Nivel de ruidos: si bien la música se puede permitir en actividades como dibujar, hacer gimnasia, o pasar apuntes a limpio, puede resultar inconveniente en otros casos (repasar para un examen, por ejemplo).
En cambio, ver la TV o algún video, revisar el whatshap, el face etc., resulta totalmente negativo para el estudio pues constituyen fuentes poderosas de distracción.

b) El plan de estudio
Contar con un plan de acción resulta muy eficaz para organizar el tiempo y las energías cuando sea momento dispuesto de estudiar.
Aquí algunas sugerencias:
1. Sugerir el empleo de una agenda o cuaderno donde se anoten las tareas que se dejan en clase, así como las fechas de exámenes, prácticas, etc. Esto permitirá al estudiante estar al día con sus deberes escolares.
2. Ayudar a elaborar un horario de estudio para la casa, según el horario escolar y monitorear su uso. Así, el estudiante podrá familiarizarse con él y desarrollará ese hábito en el hogar.
3. Indicar a cada estudiante que lea cada una de las tareas dejadas, sugiriéndoles que prioricen su atención (pueden empezar por las más fáciles o por las más difíciles). En caso de tener dificultades para la comprensión de algún tema, conviene decirles que siempre podrán pedir ayuda a alguna persona mayor para que los oriente.
4. Sugerir que al momento de estudiar concentren todos sus esfuerzos en lograr una meta o cumplir con una meta determinada y una vez culminado este trabajo o tarea, pedir que lo tachen de la agenda o cuaderno de anotaciones, para que sepan qué está quedando pendiente.
5. En caso de tener un examen cerca, sugerir el uso de esquemas, cuadros, subrayados, etc. u otras técnicas que les permitan ubicar lo más importante de los temas a tratar.