jueves, 20 de abril de 2017

GUION TEATRAL


CLEMENCIA, LA VACA QUE QUERIA SER BLANCA

PERSONAJES:
La vaca Clemencia
Clara la prima de la vaca Clemencia
El toro Carmelo
El gusano Bartolomé
Chanchita Catalina
Pingüino Gaspar
Murciélago Rigoberto
La gallina Gladis

ESCENA 1
Una mañana, la vaca amaneció quejándose.

Vaca Clemencia: ¿Por qué será que mi piel tiene esas raras y feas manchas grises y cafés, si mi  prima Clara es Blanca como la leche.

Gusano Bartolomé: Yo que tú me untaría la piel con aceite de oliva, clavo de olor y un poco de miel.

Chanchita Catalina: Yo que tu me revolcaría en el lodo tres veces al día, y comería un delicioso paste de manzana.

Pingüino Gaspar: Yo que tú me metería al mar salado por las mañanas, refregaría mi piel con hielo y me tomaría un vaso gigante de helado de piña.

Murciélago Rigoberto: Yo que tú, dormiriía patas arriba y escucharía rpck and roll en la radio.

Vaca Clemencia: Mmmmm, qué buenos consejos me dieron mis amigos. Mañana mismo los pondré en práctica y pronto estaré tan, pero tan blanca. Mu, mu, mu.

La gallina Gladis: Que vaca tan ridícula, quiere ser totalmente blanca. Mucho más elegante es el color naranja. ¿No es verdad chicas?

Otra gallina: Lo que pasa es que Clemencia es muy floja, pasa todo el dia soñando panza al sol, es muy vanidosa. Además el toro Carmelo coquetea con todas las vacas y no le da bola.

Vaca Clemencia: Gallinas chismosas, envidiosas y plumosas. Para que renegar, mejor me pongo a descansar, mañana tengo que estar lúcida, para seguir los consejos de mis cuatro amigos.



ESCENA 2
A la mañana siguiente:
Vaca Clemencia: Me untaré con aceite de oliva, clavo de olor y mucha miel. Ayyy, hormigas, estas hormigas por que me persiguen. No más, esta técnica no funciona para blanquearme. Me enjugaré con agua en el rio.

Gusano Bartolomé: Debías esperar tres minutos. Inténtalo de nuevo y verás como quedarás blanca.

Vaca Clemencia:  Ni loca, esas hormigas me dejaron ronchas, mejor le hago caso a la Chanchita Catalina.

Vaca Clemencia: Ahora si, esto funcionará el barro me dejará blanquita.
Ayy yy esto no funciona me quedé tiesa como una estatua.

Gallina Gladis: Chicas vengan saquémonos foto con esta estatua de una vaca. Jajajaja

Vaca Clemencia: Estoy segura que ahora si estoy blanca como la leche. ¿No es cierto Catalina?

Chanchita Catalina: No, amiga, parece que el barro no da resultado con tu piel.

Vaca Clemencia: ¿Qué hago ahora? Seguiré los consejos del pingüino Gaspar. Lo intentaré.

Pingüino Gaspar: Muy bien amiga, tírate al mar, estuviste espectacular.

Vaca Clemencia: ¡No Gaspar, ya estoy congelada! Solo dame un poco de helado de piña y me voy.

Pingüino Gaspar: Tu idea es ser blanca como la nieve, pues lo mejor es el hielo. ¡Échate justo aquí!

Vaca Clemencia: ¡Basta!!!! ¡Estoy helada! Creo que ya es suficiente.

Murciélago Rigoberto: Ven Vaquita, te pondré patas arriba y serás blanquita. Mejor te colgamos en la rama de un árbol.

Vaca Clemencia:  Gracias amigo Rigoberto. Confío que lograré ser blanca.

Murciélago Rigoberto: Así es Clemencia, te dejamos hasta mañana y ahí tienes música para escuchar rock and roll, mañana temprano serás la vaquita más blanquita que hayas visto.

Toro Carmelo: ¿Eres una vaca? ¿Y que haces ahí colgada de cabeza? ¿Estas loquita? ¿Y esa horrible música?

Vaca Clemencia:  Es una larga historia. Primero ayúdame a bajar de aquí. ¡No puedo creer todo lo que hice y todo para nada. Buuu, buuu (se puso a llorar)


Toro Carmelo: No lores Clemencia que se te ve fea, pero creo que eres muy divertida y quisiera que me enseñes como haces para tener tu piel tan lustrosa y bonita.